Añadidos a la cesta
0 Items
FarmaCrema - Tu Farmacia Online y Parafarmacia Online de Confianza



Medela Purelan


FarmaCrema, tu Farmacia Online, presenta Purelan 100 de Medela, la crema para los pezones elaborada a base de lanolina pura





PRODUCTOS DE ESTA GAMA

Mostrar Productos por página

Medela Purelan 100 Crema 7gr

Compra Purelan de Medela al mejor precio en FarmaCrema, t...

8,64€
6,21€

Medela Purelan 100 Cuidado Pezones 37 g

Protege los pezones delicados o secos, la piel seca del b...

14,95€
10,72€

FarmaCrema presenta Purelan 100 de Medela, la crema para los pezones elaborada a base de lanolina pura


"La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más".


Durante las dos primeras semanas de vida del niño, la madre deberá dar el pecho unas 10 o 12 veces al día. Esto supondrá un estrés muy grande para los pezones, los cuales podrán irritarse, agrietarse y doler.


No es necesario limpiar los pezones de una manera particular ni antes ni después de dar el pecho. Tan solo se recomienda lavarlos con agua limpia durante la ducha diaria, evitando el uso de jabones, desinfectantes u otro tipo de sustancias.


Sí se puede utilizar la propia leche materna para untar unas gotitas en la zona del pezón. Los especialistas aconsejan realizar un masaje suave y dejarla secar de forma natural para que cree una película protectora. Además, las glándulas areolares o de Montgomery son capaces de producir durante la lactancia una especie de aceite natural que mantiene el pezón y las zonas circundantes lubricadas y protegidas.


Las mujeres que tengan la piel muy sensible o seca también deberán utilizar el tratamiento a base de lanolina pura de Purelan 100, capaz de curar las heridas húmedas y de calmar el dolor. Es importante que confíes en este producto de Medela, el cual es totalmente seguro tanto para el niño como para la madre.


Medela Purelan 100


Purelan 100 es la crema para pezones de lanolina pura de Medela. El tratamiento debe comenzar a utilizarse en el embarazo, continuando con las aplicaciones durante todo el período de lactancia. Aunque todas las mujeres deben utilizarlo en esta preciosa fase de su vida, es básico para todas aquellas que posean unos pezones sensibles o secos.


Esta crema ha sido especialmente diseñada para aliviar las molestias y los dolores de los pezones y las zonas circundantes, ayudando a reponer los aceites naturales reducidos al dar el pecho de forma frecuente. Para lograr este objetivo, Medela incluye un potente efecto hidratante natural. Además, este tratamiento trabaja en la formación de una película protectora, la cual contribuye a restaurar el correcto equilibrio de humedad.


La fórmula, que ha sido testada dermatológicamente, es hipoalergénica y no contiene en su composición fragancias ni colorantes artificiales.  Su ingrediente principal es la cera de lana con un 100% de pureza, también conocida como lanolina. Producida por las glándulas sebáceas de algunos mamíferos, es un componente que no contiene agua (anhidra) y posee propiedades hidrófugas, es decir, que se encarga de retenerla. Debido a que la piel es capaz de absorber la lanolina fácilmente, la protege e hidrata de forma natural. Además, es importante señalar que su toxicidad es prácticamente nula. 


Purelan 100 ha sido fabricada con ingredientes naturales, por lo que es completamente segura tanto para la madre como para el bebé. Una vez aplicada, podrás dar de mamar cómodamente a tu hijo sin necesidad de retirarla. Gracias a su innovadora formulación, también es muy fácil de aplicar, ofreciendo una agradable sensación de alivio al instante.


El mayor beneficio de Purelan 100 es que te permite dar el pecho a tu hijo durante más tiempo y sufriendo menos molestias. Pero, además, este tratamiento es igualmente eficaz para utilizarlo en otras zonas del cuerpo tanto de la madre como del niño, ya sea en los labios, la nariz o cualquier área reseca.


Es importante lavarse bien las manos antes de comenzar a utilizar la crema Purelan 100


Después de dar de mamar a tu hijo, extrae un poco de leche y extiéndela sobre el pezón, la areola y las zonas circundantes.


Una vez seca, aplica un poco de Purelan 100 masajeando suavemente ese mismo área. Aunque en pocas horas debas volver a amamantar al niño, no tendrás que limpiar el producto, ya que es totalmente seguro para el bebé.


Dependiendo de tus molestias y de la frecuencia de uso, podrás adquirir Purelan 100 en un formato de 7 gramos o de 37 gramos.


Dolor durante la lactancia


Es importante matizar que dar el pecho, según los especialistas, no debería doler. Lo normal es sentir molestia durante los primeros segundos, coincidiendo con el momento en el que el niño tira del pezón para introducírselo en la boca. Cuando ya el pequeño comience a succionar, el dolor irá desapareciendo. Si las molestias continúan, vuelve a colocar al bebé en otra posición y prueba otra vez.


Los bebés, a menudo, no se colocan bien, siendo incapaces de introducirse toda la aureola en la boca. Esta razón puede ser la causante de las grietas y las irritaciones severas. Otras madres también pueden experimentar fiebre y escalofríos durante la lactancia. Estas mujeres, probablemente, tengan una infección en los conductos galactóforos. La mastitis es bastante común y se trata con antibióticos, aunque esto quiere decir que tendrás que interrumpir la lactancia materna.


También suelen experimentar dolor las mujeres que tienen los pezones invertidos o planos. En este caso, habla con tu médico durante el embarazo para determinar el mejor modo para alimentar al pequeño sin sentir molestias.


¿Cómo evitar el dolor en los pezones?


Aunque ya hemos visto que en algunos casos se debe interrumpir la lactancia, la mayoría de las veces lo normal es que las molestias vayan remitiendo y se disfrute de un momento exclusivo entre madre e hijo.


Para gozar de una lactancia satisfactoria, lo primero que hay que hacer es asegurarse de que el bebé está bien agarrado, variando su postura para que sea capaz de vaciar todo el pecho.


Conforme vayan pasando los días, podrás ver si prefieres alargar las tomas o dar el pecho durante menos tiempo pero más a menudo. En este caso, es tu cuerpo el que te lo indicará.


También es importante comenzar siempre por el pecho menos dolorido, y separar correctamente al niño del pecho de forma segura y delicada, introduciendo el dedo en la boca del pequeño.

   

x